• El blog es actualizado constantemente con reseñas de todo género y autor. Si quieres ver todas nuestras reseñas sólo da click aquí.
  • También hacemos reseñas, booktags y otras curiosidades en nuestro canal de Youtube. ¿Ya te suscribiste?
  • Síguenos en Instagram para ver nuestras fotos y compartir las tuyas con nosotros.
  • Si quieren ponerse en contacto con nosotros, sólo den click aquí. Leemos y contestamos personalmente todos los correos.
  • Sigue nuestra página de Facebook para recibir noticias, novedades, imágenes y muchas cosas más.

8 ene. 2017

[Video]: Mi resumen del 2016 y mis propósitos para el 2017


¡Feliz año nuevo! ¿Cómo les fue con sus lecturas en el 2016? Aquí les comparto mi resumen de lecturas del 2016 y mis propósitos para el 2017 ¿Qué retos se pusieron para éste año? Espero que todos sus propósitos y deseos se cumplan éste año ♥

5 ene. 2017

[SORTEO NACIONAL] Gana a la "Comunidad del Anillo" en Perler Beads


El café del tío Melter está regalando 9 figuras hechas con Perler Beads de la Comunidad del Anillo de El Señor de los Anillos. El sorteo estará activo hasta el Jueves 19 de Enero y daremos a conocer al ganador en mi página de Facebook. Lo único que tienen qué hacer es llenar el formulario que les dejo aquí abajo y darle like a la página de El café del tío Melter. Recuerden que mientras más secciones llenen, tendrán más oportunidades de ganar ¡Mucha suerte!

a Rafflecopter giveaway

3 ene. 2017

¡Dorothy debe morir! — Danielle Paige

¡DOROTHY DEBE MORIR! — DANIELLE PAIGE
Título original: Dorothy Must Die (#1)
Páginas: 448
Editorial: Roca / Penguin Random House

Me llamo Amy Gumm... y soy la otra niña de Kansas. He sido reclutada por la Revolucionaria Orden de los Malvados. Me han entrenado para luchar. Y tengo una misión: Dorothy debe morir.

Hace muchos años vi una reseña de éste libro en Inglés, ya ni siquiera recuerdo hace cuántos años fueron, pero desde el momento que vi la portada supe que lo quería. Además de que tiene un título intrigante. Además que las opiniones que había escuchado al inicio habían sido positivas. En fin, apenas lo vi publicado en Español lo solicité ¡Lo necesitaba!

En éste libro conoceremos a una chica de Kansas que por accidente, durante un tornado, termina volando hacia un mundo mágico llamado Oz. Pero no... no me refiero a Dorothy, que vivía en una granja y ésta voló hasta Oz aplastando a una mala bruja convirtiendo a Dorothy en una heroína. No. En éste caso estamos hablando de Amy Gumm, una adolescente pobre que vive en un parque de remolques con su madre (la cual padece más de una adicción) y que literalmente abandona a su hija para irse a beber a pesar de que se aproxima un tornado. Es así como Amy se queda sola en su remolque cuando azota el tornado, y su remolque sale volando por los aires.

Cuando regresó en sí, Amy no sabía si estaba viva o muerta, despierta o soñando, pero el camino de lozas amarillas se parecía muchísimo al cuento que todos conocemos sobre Oz. ¿Podría ser a caso real? Pero algo estaba mal. ¿Qué pensarían si les dijeran que el regreso de Dorothy a Kansas no fue el final de la historia? Lo único que supo Amy con certeza es que ¡Dorothy debía morir!

Estoy muy emocionada de iniciar el año con ésta lectura, ya que me la devoré en un par de días a pesar de ser un poco "larga". Me enganchó de forma instantánea. El libro comienza a un ritmo impresionante. Se puede pensar que el primer libro de una trilogía será un poco lento debido a la introducción de los personajes y de la historia, usualmente así son los primeros libros. Pero "¡Dorothy debe morir!" no es así. Tal vez porque es un retelling, y acepto que la autora por momentos se ve un poco perezosa a la hora de ahondar en los personajes, confiándose en que el lector ya está familiarizado con ellos gracias a los libros, series y películas sobre el "El mago de Oz". Pero aún así me gustó mucho la forma en la que llevó la historia, ya que sí aparecen los personajes que conocemos, pero a la vez son diferentes.

Por algún lado leí que el libro era un poco aburrido, la verdad a mi no me pareció así. Como ya dije, me gustó mucho lo activa que fue la historia. Siempre estuvo sucediendo algo. La narrativa de la autora, aunque en primera persona, sentí que era buena. Un poco quejumbrosa, pero buena. No sé qué es lo que les pudo haber parecido aburrido. Tal vez porque el libro no tiene taaaaanto diálogo. Últimamente han habido libros que más parecen libretos de película que libros por el excesivo contenido de diálogos, al punto que al autor se le olvida describir la situación, el lugar o las emociones. En cambio éste libro tiene la cantidad necesaria de diálogos, y muy buenas descripciones. Al menos a mí me gustó mucho el resultado final. Ya que nos pintan un Oz oscuro y con personajes macabros.

¿Lo recomiendo? ¡Totalmente! Si son de la generación que creció escuchando sobre El mago de Oz, viendo la película o hasta la película animada, van a amar éste libro. Ya que te transportará a ese rincón de la nostalgia, pero le dará un giro doble y convertirá la experiencia en algo súper macabro. 

Si hay un momento en la historia en la cual el ritmo baja un poco, y parece que no mejorará. Pero sí mejora, y mejora mucho. Una vez brincado ese momento un tanto... meh, la historia vuelve a subir. Me quedo con muchísimas ganas de leer el siguiente libro. Y como mencioné en mi última reseña, no soy fan de involucrarme con sagas o trilogías, pero creo ésta valdrá mucho la pena. Espero no tarden mucho en publicar la continuación.

¿Lo han leído? Me encantaría saber sus opiniones sobre éste libro. Y si han leído el segundo libro ¿es mejor que éste o decae? (Sin spoilers, por favor).

2 ene. 2017

No quiero matarte (John Cleaver #3) — Dan Wells

NO QUIERO MATARTE — DAN WELLS
Título original: I Don´t Want To Kill You (John Cleaver #3)
Páginas: 368
Editorial: V&R Editoras
En No soy un serial killer, vimos cómo John Cleaver rompía todas las reglas para salvar a su ciudad del mal. En No soy el Señor Monstruo, nos quedamos sin aliento mientras peleaba con su monstruo interno, en un intento de seguir al mando de su vida. Ahora, John maneja a la perfección sus talentos oscuros y asumió su rol como asesino de asesinos. Es hora de librar otras batallas. Solo existe una certeza: la muerte está muy pero muy cerca… Mucho más de lo que John imagina.

Algo muy común en mí, es que me aburro fácilmente de una historia. Puede que el primer libro de una saga me guste mucho, me anime a leer el segundo, pero para el tercero ya perdí todo mi interés. Es por eso que he leído muy pocas sagas a lo largo de mi vida, y usualmente intento mantenerme lo más lejos posible de ellas. Eso es algo que me está gustando mucho de la saga de John Cleaver por Dan Wells, que a pesar de mi nata repulsión hacia las sagas, ésta la estoy leyendo con toda naturalidad y gusto. Éste es el tercer libro de... creo siete, así que en mi reseña habrán posibles spoilers de los primeros dos libros, si no los han leído, les recomiendo no continuar leyendo mi reseña.

Como aprendimos en los primeros dos libros, John no es como los demás chicos adolescentes. Él es un sociópata que no siente empatía por las demás personas, que lucha contra sus deseos internos de lastimar a los demás, y que sigue un par de reglas personales para mantenerse por el buen camino del bien. Casi no tiene amigos, se prohíbe mirar a chicas y su única amiga se había alejado de él porque le temía.

John había asesinado ya a dos demonios y estaba listo para cazar al tercero que se hacía llamar Nadie. Sabía que ese tercer demonio intentaría encontrarlo. Así es como comienza a llevarse con Marci, la hija de un policía que sabía que John había estado involucrado en la muerte del último asesino serial del pueblo, y quien lo consideraba un héroe. Así que juntos comenzaron a investigar sobre unos nuevos asesinatos. Ésta vez estaban muriendo figuras públicas y de una forma específica. El asesino quería dejar un mensaje ¿el mensaje era para John? Pero mientras ellos se centraban en éstas muertes, chicas adolescentes habían comenzado a suicidarse.

Algo que me gustó mucho en éste libro, fue ver cómo John reaccionaba ante la idea de tener una novia. También logra socializar un poco más fuera de su típico circulo social (su único amigo Max). Ahora es novio de la chica más guapa y popular de la escuela, y por lo consecuente, también socializa con los amigos de ella. Me gusta la forma en que pintan su distanciamiento emocional, pero aún así logra sentir cosas por Marci. 

Es un libro oscuro y muy entretenido. Suceden tantas cosas que uno no puede evitar sentir ansiedad por saber qué sucederá después. Y a comparación de los primeros dos libros, éste llega a ser muy emotivo. Realmente hubo un momento en el que me rompió el corazón. Nos dejan ver un lado un poco más humano de John, y eso me gustó mucho.

Al principio pensaba que era una trilogía, pero tengo entendido que hay muchos libros más sobre ésta saga, pero no sé si llegarán a publicarlos en español. Pero me quedo con ganas de seguir leyendo sobre John Cleaver y su lucha contra los demonios, pero más que nada, su lucha interna contra su propio demonio. 

Definitivamente es una trilogía (¿saga?) que recomendaría mucho. Realmente disfruté mucho leyéndola, a pesar de no ser fan de leer sobre los mismos personajes una y otra vez. No aburre ni se repite. Si no han leído ninguno de éstos libros, realmente los recomiendo. 


28 dic. 2016

Lugares oscuros — Gillian Flynn

LUGARES OSCUROS — GILLIAN FLYNN
Título original: Dark Places
Páginas: 408
Editorial: Literatura Random House México / PRH

Libby Day tenía siete años cuando su madre y sus dos hermanas fueron víctimas de lo que los medios llamaron "la masacre de la granja de Kinnakee, Kansas". Ella logró salvarse y testificó contra su hermano Ben, a quien señaló como el culpable.
El único libro que había leído de la autora había sido "Perdida" el cual me leí —sin exagerar— en el transcurso de 24 horas a pesar de sus casi 600 páginas. Simplemente me lo devoré con avidez gracias a mi necesidad de respuestas. Así que estaba muy emocionada de tener la oportunidad de leer algo más de ésta autora que me dejó con tan buen sabor de boca después de leerla la primera vez.

El libro es narrado en distintos tiempos y centrado en diferentes personajes. En el presente, es narrado por Libby Day, la única hija que sobrevivió al asesinato de su familia. En el pasado, la historia se narra en tercera persona pero se va centrando en diferentes personajes, entre ellos la mamá de Libby y su hermano Ben.

A los 7 años, Libby Day atestiguó en contra de su hermano por el asesinato de su madre y sus dos hermanas (que en ese entonces no tenían más de diez años) así que en el presente, su hermano llevaba encarcelado más de 20 años. 

Libby, de ya 30 años, vive de la gente que en algún punto sintió lástima por su situación y donó dinero para ella. Además del poco dinero que le dejó escribir un libro de superación personal. Una zángana en toda la extensión de la palabra, que aborrecía a las nuevas niñas que se iban quedando huérfanas y que le quitaban la atención del público que la mantenía. Por eso, a pesar de haberse mantenido siempre alejada de los recuerdos de aquella noche en que su vida cambió para siempre (a los cuales ella llamaba 'lugares oscuros') decide ayudar a un grupo de fanáticos un tanto creepies llamados "Kill Club" que creían fervientemente que su hermano Ben era inocente, y que alguien más había asesinado a su familia. Todo sea por unos cuantos dólares. Así que Libby comienza a desenterrar el pasado, sin imaginar lo que iba a encontrar.

No sé cómo describir lo que éste libro me hizo sentir. La autora creó a unos personajes DETESTABLES, no hay uno que te llegue al corazón y le tomes cariño. No, no, no, muy al contrario, todos eran simplemente despreciables. Hasta cuando se hablaba sobre las hermanas de Libby y de Libby cuando aún eran niñas, hasta ellas eran insoportables. ¿Lo curioso? No lo estoy diciendo de forma negativa, ni fue algo que me molestara, muy al contrario. A mi me gusta que un libro me haga sentir cosas, puede ser cariño, puede ser miedo, y puede ser odio irracional, pero mientras me haga sentir algo, yo seré una lectora satisfecha. Y a pesar de que cada personaje tenía su buena dotación de mi desprecio, disfruté muchísimo de la lectura de principio hasta el fin (bueno, al final tal vez me quedé un poco decepcionada... pero sólo un poco).

Cada que leo una novela negra, de policías o detectives, o de misterio, siempre intento ponerme mi gorro imaginario al estilo Sherlock Holmes y decirle a mi imaginario Dr. Watson que el resultado era "obvio". Y me pongo a idear desde que comienzan a dar pistas cómo sería el final. Pero con Lugares Oscuros, dan un giro por aquí y un giro por acá, que en cierto punto me mareó un poco y cada que pensaba que lo tenía todo figurado, comenzaba a dudar, y pues hasta el mero final me vine a enterar cuál sería el final (aunque suene redundante jajaja).

Me encantan las novelas negras que esconden un misterio entre sus páginas y que uno los va descubriendo capítulo a capítulo. Soy un poco adicta a ellas. Me encanta que al final me desplieguen todas las respuestas y diga "Ohhhh conque éste era el culpable" o algo así. Y Lugares Oscuros, a mi parecer, fue una muy buena lectura. La mayor parte del tiempo tenía ganas de meterme a la historia y darle de bofetadas a todos los personajes para que se comportaran como seres humanos normales, pero eso fue parte del encanto de la historia. El imaginar cómo puede existir gente... así. 

Definitivamente lo recomiendo. No soy especialista en el tema, ni mucho menos, pero al menos a mí me gustó mucho, me mantuvo entretenida, y al final le dí cuatro estrellas. Si lo han leído me gustaría saber qué les pareció.

21 dic. 2016

Las Chicas — Emma Cline

LAS CHICAS — EMMA CLINE
Título original: The Girls
Páginas: 344
Editorial: Anagrama / Colofón
Esta novela es obra de una debutante que, dada su juventud, ha dejado boquiabierta a la crítica por la inusitada madurez con la que cincela la compleja psicología de sus personajes. Emma Cline construye un retrato excepcional de la fragilidad adolescente y del tormentoso proceso de hacerse adulto. También aborda el tema de la culpa y las decisiones que nos marcarán toda la vida. Y recrea aquellos años de paz y amor, de idealismo hippie, en los que germinaba un lado oscuro, muy oscuro. La autora se inspira libremente en un episodio célebre de la crónica negra americana: la matanza perpetrada por Charles Manson y su clan. Pero lo que le interesa no es la figura del psicópata demoniaco, sino algo mucho más perturbador: aquellas chicas angelicales que cometieron un crimen atroz y sin embargo durante el juicio no perdían la sonrisa.

Realmente me gusta mucho leer sobre asesinatos y asesinos, no sé porqué realmente, simplemente me gusta. Es por eso que tengo fijaciones con muertes como la de John F. Kennedy. Y desde hace mucho tiempo que tengo las ganas de encontrar un libro con la historia de Charles Manson (hasta ahora no he encontrado ni uno). Así que cuando leí que éste libro estaba ligeramente basado en lo que sucedió hace muchos años por culpa de Charles Manson y su clan, las ganas de leerlo fueron instantáneas. 

La historia se centra en Evie, una adolescente hija de padres divorciados que comienza a sentirse fuera de lugar dentro de su misma familia, y que además se aleja de su mejor amiga.

Es por eso, cuando por casualidad se topa con un grupo de chicas salvajes pero alegres, ella se queda embelesada con la libertad que ellas irradiaban en su andar, en su reír, en su mero existir. Una libertad que ella deseaba.

Por azares del destino, Evie, se encuentra de nueva cuenta con una de las chicas, y ésta la lleva al rancho donde vive. Un grupo de personas que visten ropas roídas, comen lo que encuentren por ahí, pero que a los ojos de Evie, eran completamente felices. Éste campamento era liderado por Russell, un hombre que era visto casi como un Dios por las mujeres. Un hombre con el poder de convencer a cualquier persona de hacer gustosa lo que él necesite o pida. Y por primera vez Evie se siente a gusto en un lugar.

La premisa de la historia es muy buena, ya que desde la sinopsis nos mencionan a Charles Manson y su culto. Y si no saben, les cuento, Charles Manson y su gente, conocidos como la familia Manson, cometieron varios asesinatos. Así que parte de mi emoción al leer el libro era exactamente eso.

La autora capta a la perfección (según mi percepción de la época) el ambiente hippy de los años 60's, obviamente yo no estaba ni cerca de nacer para esas fechas, pero es una época que me gusta mucho, y de la cual he leído muchísimo, y me gusta además mucha música de dicha época, y en fin, he visto muchas cosas sobre hippies, y la escenografía y personajes que describe la autora, son justamente como me imagino que era un genuino hippy en los 60's. 

Debo admitir que en ciertos puntos la historia comenzó a sentirse pesada (para mí) porque nada de lo que deseaba leer estaba pasando realmente. Pero eventualmente comencé a agarrarle gusto a la historia en sí y a olvidarme de lo que realmente quería leer. 

Y admito que disfruté mucho leyendo el libro, me gustó el ambiente que nos presentó la autora. El problema es que hasta cierto punto no le encontré un verdadero sentido. Al menos para mí no lo tuvo. No le encontré ningún propósito a Evie, por así decirlo. Más que el simple hecho de leer sobre su vida en un verano en específico, pero de resto, no me dejó mucho más. Le hecho mucho la culpa al hecho de que yo no quería leer sobre Evie, yo quería leer sobre el culto similar al de Manson. Es precisamente por ésto que no me gusta leer libros teniendo expectativas sobre ellos, porque siento que muchas veces no los disfruto como debería. He visto que a muchas personas les pareció fascinante, y un libro increíble, mientras que a mí simplemente me pareció una buena lectura, pero hasta ahí. 

Ahora bien, si lo veo de forma objetiva, es el primer libro de la autora, y además es una autora joven que escribe MUY BIEN. Tal vez a mi parecer a su historia le faltó sazón, pero que la escribió de una forma deliciosa, la escribió suculentamente. Estoy segura que de seguir así, Emma Cline tendrá un futuro prometedor. 


26 nov. 2016

Las cuatro después de medianoche — Stephen King

LAS CUATRO DESPUÉS DE MEDIANOCHE — STEPHEN KING
Título original:
Four Past Midnight
Páginas: 496
Editorial: DeBolsillo / PRH
Si conseguiste sobrevivir más allá de Las dos después de medianoche , ahora estás obligado a encontrar el secreto más horripilante que jamás ha escondido un pueblo, y a enfocar a una bestia que despedazará tu cordura.
Simplemente, vuelves a estar en las manos de Stephen King, paralizado por otro extraordinario par de novelas que detendrá tu corazón... justo a las cuatro después de medianoche.
Para mi siempre es un placer leer a Stephen King, y últimamente la editorial me ha consentido con dos de sus libros y eso me tiene loca de contenta. El primero que leí fue "Las cuatro después de medianoche" que consta de dos historias cortas, una se llama El policía de la biblioteca y el segundo El perro de la polaroid.

Como buen libro de Stephen King (se nota enseguida su pasión por escribir) comienza con un mensaje del autor para sus lectores frecuentes, donde nos cuenta sobre el libro y la inspiración detrás de éstas historias. Y como comentario extra, les comento que yo AMO cuando Stephen King se toma la molestia (casi siempre, de hecho) de contarnos el trasfondo de sus historias, de dónde se inspiró, o qué lo llevó a escribir la historia que tienes en tus manos. Es realmente un placer para mí leer ésto, me hace sentir más cercana a la historia, y aún más a King (que por si aún no queda claro, es mi autor favorito jajaja).

La primera historia se llama El policía de la biblioteca, según en Estados Unidos existe la costumbre de decirle a los niños que si no devuelven los libros a la biblioteca a tiempo y en buen estado, la policía de la biblioteca iría por ellos. Personalmente nunca había escuchado nada similar en toda mi vida. Pues el cuento gira en torno a ésta historia que le cuentan a los niños para asustarlos y crearles la costumbre de cuidar los libros y ser puntuales.

Sam Peebles, un agente inmobiliario necesita escribir un importante discurso que le puede conseguir varios compradores, y sigue el consejo de su secretaria de acudir a la biblioteca pública por un par de libros que le pudieran ayudar con su discurso. Ahí conoce a una viejecita que a pesar de siempre sonreír, le dejaba una sensación de intranquilidad, toda la biblioteca lo hacía sentir así. Especialmente cuando ella entre sonrisas le dice que más le vale entregar los libros a tiempo si no quiere que el policía de la biblioteca vaya por él. Fue una experiencia extraña y un tanto espeluznante, pero su discurso salió bien y los libros fueron de gran ayuda. El problema inició cuando un par de días después del plazo recibido, no había devuelto los libros y muchas coas extrañas comenzaron a sucederle.

El segundo cuento, y el que más me gustó, trata sobre un adolescente que recibe como obsequio una cámara instantánea Polaroid, una que deseaba muchísimo. Con la emoción a tope reunió a su familiar para estrenarla tomándoles una fotografía, sintiéndose el rey del mundo por poseer esa cámara, sin imaginarse la impresión y decepción que sentiría al tener la imagen entre sus manos, una imagen que definitivamente no retrataba a su familia. Tal vez sus padres le estaban jugando una broma, así que tomó una fotografía más, y otra, y luego otra, pero la imagen seguía siendo la misma.

El primer cuento tardó un poco en atraparme, porque la historia sobre el policía de la biblioteca, esa que supuestamente le cuentan a los niños de Estados Unidos, no fue algo popular donde yo crecí (o sea, aquí ni siquiera es una costumbre ir a la biblioteca), así que no llegué realmente a sentir una conexión con ese relato. Pero conforme avanzaba me fui adaptando a los personajes, al ambiente y a la historia. Tiene un final bizarro como muchas de las historias de King, pero al final lo disfruté.

El segundo cuento en cambio tuvo un mejor inicio, me atrapó mucho más rápido, y tenía ganas de devorarme la historia para saber primero qué era lo que salían en las fotografías y segundo, saber por qué sucedía. Realmente me intrigó desde el inicio. Además que por más que avanzaba con la lectura, nunca lograba imaginarme cómo podría terminar, no le podía predecir ni un tipo de final, y eso me encanta, cuando eso sucede literalmente me devoro los libros por la mera curiosidad. Igual ésta historia es un poco más gore y gráfica que la primera, sobra que lo diga, pero "muy al estilo de Stephen King" cuando se pone intenso con la sangre.

A pesar de que El perro de la Polaroid fue la historia que más me gustó, su final no me terminó de fascinar, siento que la idea que tenía King en mente podía desarrollarse y ser algo más tenebroso y macabro. Como que pudo "sacarle más jugo" con un final diferente. Pero en fin, eso tampoco dice que me haya disgustado, simplemente me hubiera gustado algo que me diera más miedo.

Y pues, esas son las razones por las cuales el libro no tuvo una calificación perfecta (King casi siempre consigue una calificación perfecta conmigo), pero el amor no me ciega, y sé cuando algo no me termina de fascinar, y ésta vez no sucedió así.