1 mar. 2016

Las aventuras de Tom Sawyer — Mark Twain

LAS AVENTURAS DE TOM SAWYER — MARK TWAIN
Título original:
The adventures of Tom Sawyer
Páginas: 272
Editorial: Sexto Piso
Obra fundamental de la literatura y la mitología estadounidenses, Las aventuras de Tom Sawyer es un libro solar, «un himno escrito en prosa», en palabras del propio Mark Twain (quien se inspiró en vivencias personales para alumbrar la mayoría de las travesuras y los personajes que pueblan este clásico imperecedero), un canto emotivo y vitalista, no exento de nostalgia, dedicado a ese verano eterno e invencible que es la infancia. Ajena a los claroscuros que sí veremos en Las aventuras de Huckleberry Finn, Las aventuras de Tom Sawyer se propone recordarnos, de forma luminosa y optimista, qué significaba ser un niño: esa energía asilvestrada y desbordante, esos sueños que proliferan sin el filtro de las preocupaciones, las obligaciones y las claudicaciones de los adultos; una época en la que el mundo era más puro, más vasto y misterioso, y el amor y la amistad, épicos e incondicionales.
Mi historia con éste libro es graciosa, comencé a leerlo hace unos 8 años en la carrera, pero como era en fotocopias no quise terminarlo, así que no avancé mucho porque era cansado (y qué bueno que lo hice). Mi misión de leerlo seguía latente, y por eso llegué a conseguir dos ediciones diferentes del libro, una en español y la otra en inglés, pero cuando vi que Sexto Piso publicó ésta maravillosa edición sabía que la necesitaba tener para así leerlo más a gusto. Y me da gusto haberlo leído gracias a Sexto Piso porque sus ilustraciones son magistrales. 

Las aventuras de Tom Sawyer, como bien su nombre lo indica, son las aventuras de éste niño hiperactivo en una época muy diferente a la actual. En ese entonces las golosinas de los niños y sus premios eran unas ricas y jugosas manzanas, que sus labores en el hogar era ayudar a buscar agua del pozo o a pintar las vallas. Que los fines de semana en vez de ir a la escuela iban a catequesis, y a misa. Las creencias eran muy diferentes a las de hoy en día. Hoy, es muy raro ver a niños jugando libremente en las calles y comportándose como nosotros lo hacíamos hace 20 años (si eres de los 80's... si no, pues creo tampoco vivieron eso jajaja). Con el tiempo los niños se han enganchado a juegos de vídeo y a diferentes consolas y aparatos electrónicos que los incitan a quedarse encerrados en casa en lugar de salir a jugar. 

Tom Sawyer me dejó con una nostalgia grandísima de mi infancia. De peque, al igual que Tom Sawyer, era una niña muy hiperactiva, no era mala, pero mi curiosidad e instinto de diversión, lograban que me metiera en mil aprietos y enojaba a los mayores. Tom Sawyer tiene ese toque que te hará recordar tu infancia, lo bonito que era usar la imaginación, cuando un árbol era un fuerte o cuando usar un pañuelo en la cabeza te convertía en pirata. La imaginación y la inocencia en su máxima expresión. 

Tom y sus amigos pasan por mil cosas, juegan a ser Robin Hood, a ser piratas en busca de tesoros. Pero dichas aventuras no siempre terminaban bien para ellos o las personas a su alrededor, así que también podremos ver los aprietos en los que éstos chicos se meten. También conocemos en ésta historia a Huckleberry Finn, que como bien sabemos, también tiene un libro dedicado a sus aventuras. Aquí es un niño libre, o sea, un niño por el cual nadie ve, así que es libre de ir y venir, y de hacer todo lo que se le antoje. Huck fue de mis personajes favoritos. 

Disfruté mucho leyendo el libro. A pesar de ser un libro de hace más de 200 años, la infancia significa lo mismo para todos. Los juegos tan similares, la forma de ver la vida, cómo no entendíamos a los adultos y ellos no nos entendían a nosotros. Además que el autor se basó en personas reales al escribir éste libro, así que podemos decir que la niñez no es muy diferente con el paso del tiempo (sólo antes eramos un poco más libres). Me encantó y lo recomiendo muchísimo, es un clásico imperdible. 

¿Lo han leído? ¿Qué les pareció? ¿Les llama la atención? ¿Qué opinan?

7 comentarios:

  1. Hola! Lo leí de niña y recuerdo que me encantó! Muy buena reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hoa Chester!

    Cada vez que mencionan a Tom Sawyer, me acuerdo de el libro 'El Lazarillo de Tormes' que aquí en España también es lectura obligada. La picaresca se nos da muy bien, la verdad (solo hay que echar un vistazo a los casos de corrupción política que están salpicando el país). Pero a lo que voy: aquí en mi barrio los niños todavía juegan en la calle. Me acuerdo que al venir a vivir aquí, me sorprendió, porqué es lo que tu dices, ya no hay criaturas que los dejen solos divirtiéndose, jugando a las comas, a la xerranca, o a las canicas (aunque la peonza aquí todavía se lleva y la misa también). Tengo que leerlo y en cuanto acabe con lo pendiente, me pongo a ello.

    Gracias por la recomendación!

    Un besoteee!! ♥

    ResponderEliminar
  3. Tengo una versión distinta de este clásico, a ver si me pongo con ello...
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Lo tngo pendiente desde siempre.. pero aún no me he animado
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. Le leí cuando era muy joven y me gustó un montón y lo he releído varias veces desde entonces. Besinos.

    ResponderEliminar
  6. Me gustaría leerlo algún día :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola, formo parte de la iniciativa seamos seguidores, te dejo la entrada a mi blog por aqui, ya te sigo :) http://neverrainsforever91.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar