26 feb. 2017

Las flores que vieron las sombras — Julia Heaberlin

LAS FLORES QUE VIERON LAS SOMBRAS — JULIA HEABERLIN
Título original: Black-eyed Susans
Páginas: 404
Editorial: Suma de Letras / PRH
A los dieciséis años, Tessa Cartwright es hallada en un campo de Texas, prácticamente muerta, junto a los cuerpos de otras chicas. Es la única sobreviviente de las "Susanas de ojos negros", como la prensa llama a las víctimas de un psicópata, debido a que las entierra bajo las flores silvestres del mismo nombre, que crecen durante el verano. Debido a la tragedia y a las horas traumáticas que pasó bajo tierra, Tessa no puede recordar nada.

Los libros policíacos y de misterio me encantan, son mis lecturas predilectas, amo estar enganchada intentando resolver el misterio con mis nulos poderes detectivescos, así que normalmente después de tenerme pegada a sus páginas, éstos libros suelen sorprenderme con el final. Es por eso que cuando vi Las flores que vieron las sombras no dudé ni un minuto en solicitarlo. Y no me arrepiento en absoluto de haberlo hecho.

Las flores que vieron las sombras es narrada en primera persona por Tessa (o Tessie). Por Tessa cuando se trata del presente, o por Tessie cuando se trata del pasado y ella apenas era una adolescente. Pero no era una adolescente común, no, ella era una de las Susanas de ojos negros ¿quiénes son las Susanas de ojos negros? Pues en teoría son unas flores amarillas con botones negros, pero en la vida de Tessa, las Susanas de ojos negros son las chicas muertas que estaban junto a ella en una fosa enterradas debajo de éstas hermosas flores. Ella fue la única sobreviviente. 

En el pasado la podemos ver preparándose para testificar en contra del que creen fue su atacante. En el presente indaga el pasado en busca de respuestas. Alguien ha estado plantando susanas de ojos negros en lugares estratégicos, su monstruo sigue fuera. El sospechoso juzgado por las susanas será asesinado pronto y ella teme estar enviando al pasillo de la muerte a un hombre inocente. 

Al principio tardé un poco en entender el hilo de la historia porque Julia Heaberlin (al menos en éste libro, no he leído nada más de la autora aún) es un poco vaga en su narración, como que deja cosas en blanco, ya sea para que el lector se imagine lo que quiera, o para no revelar nada extra de la historia. Aún no sé si esa forma de escribir me gustó o me disgustó. Porque era tipo "Me comí una pera después de lo que sucedió" cuando no ha explicado qué fue lo que sucedió, lo deja en blanco y a la imaginación del lector. Y a veces no lo explica del todo ni leyendo más adelante en la historia, así que deja muchísimo a la imaginación. Y pues no sé si eso se me hace súper original o flojo de la autora. Me causa conflicto pero tampoco es que me desagrade. Lo sigo meditando.

Como buena novela de suspenso, me cuesta mucho trabajo elegir mis palabras para no arruinarles la lectura con algún spoiler accidental. Lo único que puedo comentar es lo mucho que me gustó. Es verdad que no me atrapó tanto como otras novelas del mismo género porque tiene un desarrollo un poco lento y no nos deja capítulo tras capítulo con un cliffhanger (puedes tranquilamente parar tu lectura e irte a dormir, sin sentir la ansiedad de continuar hasta ver salir el sol). Pero eso no evita que haya sido una excelente lectura. 

Tessa por momentos me desespera mucho, siento que intenta realmente encontrar respuestas a su problema, pero al mismo tiempo es un constante estorbo para el avance de los investigadores que trabajan en el caso. Ayuda, y a la vez no. Así que por momentos dan genuinas ganas de darle dos bofetadas para que reaccione. Pero cuando un libro me hace sentir ese tipo de frustración, quiere decir que es un buen libro.

En mi caso, por más que me puse un gorro de cazador e intenté fumar en pipa muy a la Sherlock Holmes, no logré imaginar el final. Tal vez den pistas obvias a lo largo de la historia, pero éstas pistas fueron totalmente invisibles a mis ojos. Así que al final si tuve mi reacción de "Ohhhhhh". Y pues tal vez no sea el mejor thriller que vayan a leer en sus vidas, para mí hasta ahora nada supera mi obsesión leyendo Gone Girl, pero sí es una lectura que recomendaría mucho. Se disfruta, sorprende y entretiene bastante. Además que se notó el esfuerzo de la autora por investigar sobre ciencia forense. Yo le dí cuatro estrellas y lo recomiendo a los fans de éste género.

5 comentarios:

  1. Holaaaa,
    Si supieras el tiempo que he tenido este libro. Lo había empezado una vez, pero no recuerdo por qué motivo lo dejé si el principio me gustó mucho. Me alegra que te haya gustado, porque me das motivos para retomarlo.
    Gracias por la reseña. Nos estamos leyendo,
    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía el libro y pese a que el género me gusta la verdad es que su argumento no me ha atraído y tengo demasiados pendientes así que lo dejaré pasar. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Holaa! ajaja, ya cuando ibas con las flores, que esta chica era una de las flores, me quedé de... ¿esto es fantasía? pero que no, se trata de thriller, y esos me gustan mucho, así que estaré viendo si lo encuentro, la portada es muy padre ;)
    ¡Besitos! :3

    ResponderEliminar
  4. Pues la verdad es que excepto lo que dices de que la autora es muy vaga en sus explicaciones, la novela me atrae mucho
    Me la voy a apuntar
    Besos
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  5. Pues es una historia que me llama la atención, parece interesante la trama y tal, pero no me convence esos espacios en blanco que comentas. Lo pensaré ;)

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar